lunes, 3 de agosto de 2015

HARINA DE GARBANZOS. IDEAS PARA SU USO. CBF@



HARINA DE GARBANZOS.  IDEAS PARA SU USO. CBF@


La harina de garbanzo o besan es harina fina hecha con garbanzos molidos, muy apreciada, en la que podemos encontrar multitud de platos con este ingrediente como protagonista.

 Es rica en:

Proteínas
Fibra
Ácido  fólico
Magnesio, hierro y omega-6.

Principales atractivos de esta harina.


1. Su textura cremosa al mezclarla con líquidos, y su poder aglutinante en la cocción. Por eso se puede utilizar como sustituto del huevo, hace  q todo lique mejor, apelmazante y cohesionador de las  masas.

2. No contiene gluten, por lo que no es tan elástica, pero sí muy cremosa. Además aporta color amarillo y sabor a garbanzo. En algunos platos, como tortillas y similares.

Damos algunas ideas para aprovechar la harina de garbanzo:

1. Tortilla de patatas sin huevo

La harina de garbanzo es un sustituto excelente del huevo en las tortillas de patatas. Basta con hacer una mezcla de harina y agua con una consistencia similar a la del huevo para lograr tortillas excelentes, cremosas y jugosas, ya sean de patatas o francesas.

Os dejamos una receta básica:
Ingredientes:
600 g de patatas
85 gramos de harina de garbanzo
15 ml de vinagre de manzana
50 ml de leche de soja/arroz/avena/almendras
2 cucharadas de almidón de maíz (maicena)
 250 ml de agua
1/2 cucharadita de sal y aceite de girasol para freír.

Elaboración:

1. Pela las patatas, lávalas y córtalas en rodajitas finas. Calienta abundante aceite en una sartén y fríe las patatas a fuego medio, moviéndolas y dándoles la vuelta de vez en cuando. Cuando estén tiernas sácalas a un colador para que escurran el aceite sobrante.
2. Para hacer la mezcla de “huevo” pon en un bol o en la batidora la harina de garbanzo, vinagre, leche vegetal, maicena, agua y sal y bátelo todo 2 minutos o hasta que quede suave y homogénea.
3. Mezcla las patatas con el líquido.
4. Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén para tortillas mediana y vierte la mezcla. Repártela bien por la sartén, tápalo y cocina  7/9 minutos a fuego medio-. Cuando se haya dorado por la parte de abajo dale la vuelta y cuécela otros 5/6 minutos por el otro lado, también tapada. Cuando se haya dorado también este lado apaga el fuego y déjala reposar 5 minutos.

2. Como ingrediente en hamburguesas, albóndigas, salchichas, milanesas…

Gracias a su textura esponjosa  podemos usarla para masas como hamburguesas y albóndigas, en combinación con el resto de ingredientes, para mejorar la textura haciéndola más cremosa.

3. Como espesante

 Normalmente para espesar caldos, sopas, salsas y cremas se utiliza una harina o almidón, dependiendo de la textura que queramos conseguir. Con la harina de garbanzo podemos espesar igualmente todo tipo de líquidos simplemente mezclándola aparte con un poco de agua y añadiéndola a la preparación mientras se cuece. Igual que con el resto de harinas. El caldo o salsa nos quedará entre sedoso y cremoso, dependiendo de la cantidad de harina de garbanzo que usemos y del tiempo de cocción (cuanto más reduzca el agua, más espeso quedará).
4. Para hacer rebozados

 Podemos usar la harina de garbanzo para hacer rebozados tiernos y jugosos en lugar de utilizar huevo (puedes ver más ejemplos en Cómo sustituir los huevos). La mezcla de harina de garbanzo y agua ha de tener la misma consistencia que la del huevo (se puede hacer más o menos espesa dependiendo del tipo de rebozado) y se pueden añadir otras harinas para conseguir resultados más crujientes, por ejemplo harina de arroz o de trigo, y levadura o bicarbonato si queremos que el rebozado crezca al freírlo. Se puede usar como base para empanados (pasar por mezcla de harina de garbanzo en lugar de huevo antes de pasarlo por el pan rallado) y se le pueden añadir especias para darle más sabor.
 También se puede utilizar como harina para rebozados en seco, como la cobertura previa a la líquida.

5. Para hacer  dulces

 Igual que en el caso de las tortillas y los panes, la harina de garbanzo nos dará una textura cremosa y esponjosa en preparaciones dulces, especialmente a la hora de hacer tortitas o crepes. Puedes hacer estas tortitas para desayunar.